Posts Tagged ‘duluth’

h1

Encallamiento

julio 23, 2015

A mí la surrealidad me persigue. O tal vez, como teoriza mi esposa, me fijo en ella y la veo más fácil. El episodio de hoy, ocurrido en septiembre del año pasado, sucedió en Duluth, MN. Sí, yo sé, empezamos bien: ¿Qué putas hacíamos en Duluth?

Esa misma jeta de “dafuq?” que algunos de ustedes estarán haciendo la hizo el agente migratorio que nos atendió en O’Hare cuando le explicamos que íbamos a Duluth y que íbamos a un festival de globos aerostáticos. “Duuluuuth? Shouldn’t you be at school?“, preguntó mientras revisaba nuestros pasaportes. “Yup. We’re photographers”, fue mi explicación. El sujeto se encogió de hombros y nos miró con cara de “pobres loquitos” y nos selló el ingreso.

Unos días más tarde, después de haber recorrido la I-94 desde Chicago hasta Minneapolis en un bus con niños gritando durante casi doce horas y luego la I-35 desde Minneapolis hasta Duluth mientras anochecía sobre los diez mil lagos, estábamos ahí. La primera noche nos instalamos en la buhardilla de la casa de nuestros anfitriones, una pareja de afrikaners. El día siguiente fuimos hasta el parque donde iba a realizarse el festival y estuvimos allí todo el día. Solo inflaron un globo y no voló por las condiciones meteorológicas.

A la mañana siguiente regresamos tempranísimo al parque. Recorrimos la zona del parque, encontramos un café hermoso en el sótano de un edificio viejo devenido “centro comercial”, volamos cometas y vimos cómo lanzaban un globo metereológico. Nuevamente inflaron un globo y nuevamente el clima pintaba para que no hubiera lanzamientos. Fuimos entonces a almorzar.

En este momento es pertinente anotar que Duluth, junto a Superior, Michigan, hacen parte de un complejo portuario que, gracias a los canales de los Grandes Lagos, se considera como el puerto marítimo más al oeste del Atlántico. El parque queda frente al lago, cerca al puerto. Esto es importante porque, al volver de almorzar, nos topamos con esto:

Barco

Barco

Por alguna razón que aún no comprendo, el capitán del barco “se pasó” del giro que del puerto va hacia el Aerial Lift Bridge y siguió derecho hasta que las rocas de junto al parque lo detuvieron. Este barco, el Paul R. Tregurtha, es el más grande de la Interlake Shipping Company, supuestamente la mejor y más segura de las empresas de carga marítima de la zona. Tiene capacidad para 71.000 Toneladas de carbón (probablemente llevaba eso encima: Duluth es un pueblo carbonero) y un largo de 1.013,5 pies.

IMG_8126-Edit-gentle-punch

De frente

El festival no se detuvo -en parte porque realmente nunca comenzó- y los visitantes alternaban entre ver los helicópteros que despegaban, tratar de averiguar si iba a haber vuelos de globo, comer y chismear cómo trataban de desencallar el barco. Fue pasando la tarde y mientras esperábamos a ver qué pasaba nos dedicamos a volar cometas. Para entonces ya nos habíamos hecho a la idea que no iba a haber globos pero, por alguna razón mágica que atribuyo a la tranquilidad que sentimos en Duluth, no nos importó. Estábamos ahí, estábamos felices y no importaba más.

Horas más tarde nos encontramos con nuestros anfitriones. Nuestro plan les había causado curiosidad y habían decidido ir a ver el festival, y se sorprendieron que no nos hubiera importado que no hubiera habido globos. Para “compensar”, nos llevaron a recorrer las montañas al oeste del pueblo, los bosques y un montón de paisajes hermosos, apenas para completar la imagen bucólica que nos habíamos creado del pueblo. En un momento nos detuvimos en un mirador desde el que se veía la majestuosidad del lago Superior, gran parte de Duluth y el Aerial Lift Bridge. Hoy estuve revisando fotos de ese viaje y cuando me fijé en esta, note que aún se veía en Paul R. Tregurtha.

IMG_8143-Edit-gentle-color

Duluth y el lago

Anuncios